Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 12 de octubre de 2013

¡Príncipe!... El Pollino

Caminaba despacio por aquel caminito empedrado que me llevaría a la campestre hacienda de "Las Viñas". Iba sumida en mis pensamientos que no me di cuenta de aquel hermoso burrito que me miraba como si necesitara ayuda... apenas era un pollino.

Sus ojitos tiernos, redondos y vivaces, me cautivaron desde el principio, parecía un dulce de algodón.
De pronto bajó su cabeza y pude notar algunas lágrimas resbalando por sus inocentes mejillas. Mi corazón se encogió de pena y pensé que era preciso revisar el por qué de su angustia.

En la pezuña de su pata izquierda, tenía atravesado un clavo. Acaricié suavemente su esponjosa cabeza para darle confianza y como pude logré sacar el objeto punzante, ocasionando un lastimero quejido y a la vez alivio...  por fin estaba libre de tamaña molestia.




Muy cerca había un pequeño riachuelo, el asnito me siguió como lo haría un perrito fiel, y yo lo miré dulcemente. Enseguida le lavé su patita, y traté de buscar a su dueño, era necesario curarlo pronto para que la herida no se infecte.

A lo lejos venía un niño, el eco de su llanto me hizo comprender que venía por él. Cuando estuvo frente a mí, me dijo emocionado: -¡Gracias  por cuidar de Príncipe... salimos de paseo y en un descuido lo perdí!-... enseguida se aferró al frágil cuerpecito y lo cubrió de besos y de mimos... -¡Ay mi buen amigo, por fin te encuentro, que sería de mi sin tí... perdona mi descuido!-.

La escena me conmovió tanto, que me alejé en silencio para que ambos amigos disfruten de su compañía.
Los animales... son una bendición y... muy buenos amigos.

* Pollino: Se le dice a la cría de los burros, cuando es macho y pollina, cuando es hembra.


Autora: Nuria Lourdes (11:30 p.m.)