Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 16 de noviembre de 2012

¡Martes 13! "Descubro al Desconocido"... Capítulo final.


... Avancé despacito hasta la puerta, me encomendé a mi ángel de la guarda y temiendo lo peor apagué la vela, así no sería descubierta... los golpes en la puerta, dejaron de sonar.  Esperé diez largos minutos y escuché unos quejidos, parecían de dolor y... después: -¡Ayuda por favor, ayuda!... la voz era de un hombre.

En ese difícil momento quería gritar, pedir auxilio... me llené de valor y me arriesgué a mirar para ver de quién se trataba, sin embargo cuando estaba a punto de abrir la puerta, ésta se abrió lentamente, me di cuenta que había dejado las llaves enganchadas y me horroricé temblando como una hoja, qué descuido el mío, pensé que el fin de mis días estaba cerca.

Me dije muy decidida... ¡Es ahora o nunca!

Terminé de abrir la puerta y en el piso yacía un hombre, estaba inconsciente, tenía una herida en la frente que sangraba sin parar. Cerca a mí, había un rastrillo que el jardinero no había guardado, lo tomé sin pensarlo dos veces, sería mi arma de defensa ante cualquier reacción del extraño.

De pronto se fue despertando y... ¡Oh sorpresa!, era el hombre del auto, me quedé muda de la impresión; pero él se veía tan mal, que parecía delirar, entonces al verme me dijo casi suplicando:  -¡Por favor, no tengas miedo, sólo traté de ayudarte, me duele mucho la cabeza.  Por intentar seguirte subí a una motocicleta que me prestaron unos amigos de la policía de carreteras y en una de las curvas choqué... no sé cómo aún estoy vivo. 

Cuando desperté, estaba sangrando pero decidí seguir, quería descubrir quién era la desconocida que se llevó mi auto y cuando lo vi afuera de ésta casa, me di cuenta que vivías aquí y que habías olvidado tus llaves en la chapa de la puerta. Mi dolor era tan intenso que desesperado toqué varias veces, pero nunca respondiste y decidí abrir, con tan mala suerte que me desmayé. ¿Me ayudas por favor?-... -¡No soy un monstruo, no te haré daño!-.

Me quedé paralizada, y si no era verdad?... dejé mis temores a un lado y como pude lo ayudé a incorporarse, era alto y muy fuerte, confieso que cuando lo hice, sentí un cosquilleo en mi estómago, hace mucho que no tenía pareja y él... era tan guapo.  Me sobrepuse ante la situación y actué con cordura, haciéndole pasar a mi casa, nuevamente encendí la vela... no imaginaba lo que vendría después.




Se recostó en el mueble de la sala, estaba completamente mojado y volaba en fiebre. Traje mi botiquín y le curé la herida. Mientras lo hacía, él me miraba dulcemente y yo fingía no verlo. Seguía quieto, sereno, se veía indefenso.  Le di un calmante para aliviar su estado febril y me dijo que tenía frío. Le saqué lentamente la ropa mojada y dejé al descubierto su bien dotada naturaleza, comencé a temblar... enseguida lo cubrí con unas toallas, ya que no tenía nada de ropa masculina que pudiera prestarle y mi ropa no le quedaría.  

Mientras secaba sus ensortijados cabellos, él me tomó por la cintura, con mucha delicadeza, intenté esquivarme, pero su aroma varonil me subyugaba.  Yo tenía sólo mi bata y por dentro nada, sentí vergüenza, llevaba divorciada tres años y no había vuelto a tener un hombre en la intimidad, parecía una quinceañera, pero nada importaba en ese apasionado momento. 

Sus firmes manos, comenzaron a deslizarse por mi cuerpo tan suavemente que... me dejé llevar.  Y los besos vinieron, primero lentos, después apasionados... ¡Suspiro de sólo recordar!

Enredados en intensas caricias, caímos desnudos en la alfombra y nos amamos apasionadamente. Él besaba mis pechos y nuestros gemidos se confundían en eufórica pasión.  Yo respondía a sus caricias mientras él me susurraba al oído... -¡eres muy bella mi adorable desconocida!... No queríamos que ese momento mágico termine y me llevó hasta la cúspide del cielo, haciéndome olvidar mis delirios, mis temores y mis miedos... quedamos enlazados, exhaustos... ¡Si la alfombra hablara!




Al día siguiente cuando desperté, la lluvia por fin habia cesado y él seguía a mi lado, parecía un inocente niño, lo dejé dormir y me dirigí al baño. Decidí revisar su ropa antes que despertara y en uno de sus bolsillos encontré algo que me dejó impactada... era una placa policial... de pronto sin darme cuenta él entró en silencio... -¡Si, soy oficial de policía, cuando paré el auto para ayudarte, estaba en mi día de franco... ahora te das cuenta que no soy un descuartizador ni un asesino en serie... sólo soy un desconocido, un ser mortal... que después de ésta maravillosa locura... se ha enamorado de tí!

... Y fue así, como mi terrible martes 13, se convirtió en una hermosa historia de amor!!!

Mi nombre es... Ángela y soy abogada.



Autora:  Nuria Lourdes (8:30 a.m.).
Derechos Reservados Copyright






33 comentarios:

  1. Preciosa tu historia Nuria, un placer leerte!
    Te dejo un fuerte abrazo, buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina, me alegra que te haya gustado.
      Un besote y felíz fin de semana también para tí!!!

      Eliminar
  2. Bien está lo que bien acaba. Una bella historia de amor. Ya te dije que me encanta este número, a pesar de que no esté relacionada con ninguna historia de amor:-)
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia Katy, verás que en el momento menos pensado, también tendrás tu propia historia de amor.
      Besitos!!!

      Eliminar
  3. Apasionada historia de final inesperado pero agradable.

    Soy una romántica...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias MariCarmen, ya somos dos; también soy una de las sobrevivientes del romanticismo. Jajajajaja... pero me encanta.
      Besitos!

      Eliminar
  4. Nuria preciosa la historia en su totalidad y con un final mejor de lo que cabría esperar,

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué lindo Sau!, felíz de que te haya gustado.
      Besos!

      Eliminar
  5. Una bella Historia, a pesar de ser un Marte y 13.
    Abrazos y Recuerdos a tu Familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, fue un martes diferente. Jajajaja.
      Abrazos y cariños también para tu familia.

      Eliminar
  6. Las historias de amor bien narradas como la tuya resultan preciosas. Enhorabuena. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Wowww Pepe, agradezco mucho tu opinión, me alegra verte por aquí!
      Besos!

      Eliminar
  7. Hola Nuria, buenas noches,
    genial,
    la verdad es que no me hubiese imaginado este final!
    el martes 13 que resultó ser un 14 de febrero! =)
    fantástica historia...
    Que creías que me iba a perder el final?
    jajaja
    bonita noche
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, me haz hecho reir con lo de 14 de febrero y me haz dado una gran idea, pero esa será otra historia.
      Me alegra que te haya gustado, sabía que no te perderías el final.
      Gracias Ariel.
      Besitos!!!

      Eliminar
  8. Genial historia me fascino el final no lo esperaba. Te mando un beso y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi linda Citu, quise darle un giro a la historia y quedó así. ¡Qué lindo que te gustó.
      Besotes!!!

      Eliminar
  9. ¡Impresionante, Nuria, no te lo digo por decir! Un relato sencillamente perfecto. Mis sinceras felicitaciones para ti :o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Wowwwww, gracias Francisco, viniendo de tí, escritor famoso, me halaga muchísimo, así que me lo creo todo. Jajajajaja:
      Gracias por tu palabras.
      Besos!

      Eliminar
  10. Que bonita historia, cada vez es mejor, te felicito por ello Nuria, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, qué alegría verte por aquí, me da mucho gusto.
      Gracias por leerme.
      Te dejo un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Hola Nuria!!! Después de tenernos unos días en vilo, por fin el desenlace de la historia fue un final feliz, bsssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi linda amiga, para la próxima agregaré a los protagonistas, una cena con tus deliciosas magdalenas.
      Besitos!

      Eliminar
  12. Qué tórrido. Jajajaja. Bueno, no era millonario pero era de naturaleza bien dotada. Algo es algo. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... claro que sí Álter, algo es algo.
      Besitos y gracias por venir.

      Eliminar
  13. Wowww que historia!!! Por qué a mi no me pasan nuca estas cosas???? Tendré que empezar a conducir más a menudo en días de lluvia...jijiji
    Un beso Nuria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo y divertido comentario Bionda, me haz sacado una sonrisa. Así que te aliento a conducir más seguido. Jajajajaja, verás que encuentras un galanazo como el protagonista de mi relato. Jajajaja.
      Besotes amiga!!!

      Eliminar
  14. Hola Nuria, que bonitoooooooo.
    Un martes trece pensamos que todo va a ser fatidico, y mira por donde hay historias preciosas que terminan en amores.
    Ummmmmmmm, el medicamento de ese paìs hace milagros. Sí le repuso rápido al poli desconocido.
    Las hormonas de ambos estaban latentes.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  15. Jajajaja, gracias Isa. El amor aparece donde menos te imaginas. Sino preguntémosle a las hormonas de nuestros protagonistas. Jijiji.
    Besitos amiga y gracias por venir, me alegra que hayas disfrutado del relato.

    ResponderEliminar
  16. Hola Nuria Liurdes.
    Perdona mi taranza.
    Estos días ando muy atareada.
    Un final feliz y romántico.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar