Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 25 de mayo de 2012

¡CUANDO NUESTROS HIJOS MIENTEN!

Muchos padres nos preguntamos, qué podemos hacer cuando nuestros hijos nos mienten?. Sin embargo una de las primeras cosas que deberíamos preguntarnos, es cuántas veces les mentimos a ellos siendo padres. No, no es un juego de palabras, es un tema real y que lo vivimos todos los días.

-¡Papá, mamá, hoy tienes escuela de padres en el colegio, tienes que ir!-, -¡Si hijito, ahí estaré!-. Llega la hora indicada, nos olvidamos y decepcionamos a nuestro hijo, haciendo que poco a poco, también olvide responsabilidades.

Las famosas "MENTIRAS PIADOSAS", pareciera que no tuvieran importancia para nosotros los adultos, pero para los niños, desgraciadamente, son engaños verdaderos y a veces, extremadamente  potenciales.


Cuántas veces en nuestra adolescencia, hemos mentido a nuestros padres, diciendo que tenemos tareas en casa de la amiguita o amiguito y ellos confiando en nosotros, nos mandaban, sin imaginar que nos encontrábamos con el enamorado?, luego en los exámenes... jalados. Cuando éramos descubiertos en la mentira, ¡ay mamita los chilenos! como decía la abuelita de mi esposo, y nos esperaba una tanda segura. Hoy, son muchos los hijos que se rebelan a los padres,y el afecto, el cariño y el respeto, se van escapando de las manos.

Creo que para que esto no suceda, es necesaria y urgente la comunicación constante, de lo contrario, puede ser peligroso, no se imaginan?. Nuestros hijos pueden esta pasando por situaciones de riesgo y por no tenernos confianza, no se atreven a contarnos nada y terminan mientiendo, muchas veces por temor a ser castigados.

Cuando nuestros niños tienen 5 a 8 añitos y regresan de una fiesta infantil, se desesperan por contarnos todo y nosotros ni les tomamos atención. Nos dicen que la matiné estuvo bonita, que jugaron, que comieron todos los dulces habidos y por haber, hasta nos cuentan con lujo de detalles quiénes estuvieron en la fiesta, pero a los 14, estos mismos niñitos, nos contestarán de mala gana, desviando el tema, encerrándose en su cuarto y golpeando la puerta. Siendo necesario también, que respetemos su vida privada.


Por experiencia les digo, que obligarlos a que nos digan la verdad, es la peor estrategia, a veces la cólera, nos hace decirles cosas de las que después nos arrepentimos, CUIDADO!

En todo este contexto, es mejor, analizar bien las cosas, CONFIAR EN NUESTROS HIJOS e inculcarles siempre, que pase lo que pase, la VERDAD debe primar.

Nuestros niños, en cualquiera de sus edades, estarán orgullosos y maduros, si nosotros como padres, creemos en ellos.
PEROOOOO... si sorprendemos a nuestro hijo, en el momento de la MENTIRA y nos desesperamos, queriendo castigarlos, pensémoslo mucho, que no sea motivo para ACABAR con la CONFIANZA. Al contrario, dejemos que nos cuente cuál fue el motivo que lo impulsó a mentir... y mucho OJO, PESTAÑA Y CEJA, también debe quedar CLARO, que si las mentiras persisten, se perderá la confianza.

Para terminar, les hago recordar, que para nosotros los PADRES, no existe una solución fácil a este problema universal, pues también mentimos muchas veces. Así que si queremos que nuestros hijos también confíen en nosotros... DIGÁMOSLE SIEMPRE LA VERDAD DE LAS COSAS!

Que tengan un felíz y bonito fin de semana!

A. Nuria Lourdes (8:30 a.m.)

18 comentarios:

  1. Bueno ser padres conlleva ese riesgo.
    Reflexiva entrada amiga mia
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna, efectivamente y si no les damos confianza y los escuchamos, entonces, la cosa irá mal.
      Un abrazote y besitos.

      Eliminar
  2. Muy buena entrada!!!.
    Nadie nace sabiendo ni como ser hijos, padres, hermanos y/o amigo se va improvisando, ensayando, probando a medida que se vive pero de seguro que si lo hacemos desde la mentira nuestro fracaso será rotundo tarde o temprano y nadie quiere el fracaso ni para sí, ni para los hijos.

    Saludos rituales, Bocha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaaaa Bocha, qué agradable sorpresa.
      Gracias por tu reflexivo comentario y tienes razón, nadie nos enseña como ser padres, sólo la experiencia.
      Eres siempre bienvenido.
      Un abrazoteeeeee.

      Eliminar
  3. Una que muy buena entrada Nuria,ya bes amis 67 continuo mintiendo a mi hijo ,pero siempre es para que reflexione en sus decisiones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, qué gusto. Bueno hay excepciones, y si es para bien... puede ser.
      Gracias por estar aquí.
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Cierto es que criamos a vuestros hijos a veces sin saber que una simple mentira nuestra puede con el tiempo ser un verdadero reproche. Como bien dices, la verdad, siempre por delante, puede alguna vez caer una mentira piadosa, pero no hay que cogerlas por costumbre para disfrazar siempre la cruel realidad. Es difícil ser padres, es difícil ser hijo y es muy fácil caer en la mentira por costumbre, tanto de padres como de hijos.
    Muy buena tu entrada como siempre.
    Besitos Nuria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así mi querida Lola, te doy la razón y hacer todo lo posible por comunicarnos más con nuestros hijos, estoy segura que algún nos lo agradecerán.
      Besitos y abrazos!

      Eliminar
  5. Las neuronas espejo , funcionan, son las responsables de que se contagie el bostezo( las ganas de orinar) , que las mamás abran la boca cuando dan de comer al bebé para que el bebé , abra la boca también , son las responsables de la empatía .Da la casualidad que estas neuronas copian actitudes que se graban de forma indeleble en el cerebro ; pero no son estimuladas por las palabras.
    Muy interesante tu entrada.
    Feliz fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias André por tu aporte científico, muy interante.
      Me alegra que te haya gustado mi entrada de hoy.
      Un abrazos y cariños a la distancia!

      Eliminar
  6. Educar es la más dificil de las tareas, pero como dices hablamos con nuestro ejemplo, hay que comunicarse y dejar en claro que la verdad debe primar sobre todo.

    Muy interesante, te deseo un feliz fin de semana en familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaa MariCarmen. La labor de padres es bastante difícil como bien dices, pero si le echamos siempre su cuota de amor y comprensión, las cosas irán bien y más si hay comunicación.
      Gracias por estar aquí.
      Te dejo besitos y muchos abrazos!

      Eliminar
  7. Tanto en la familia como en todas las partes la mentira es siempre una salida fácil que nos lleva malos ratos a futuro.

    ResponderEliminar
  8. Holaaaaa djronymix, la mentira, es la enemiga de la verdad. Y aunque se disfrace de piadosa, siempre siempre... es mentira hasta el final.
    Besitos y abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Tanto en la paternidad como en todos los ámbitos de la vida, uno muchas veces se ve en la tesitura de tener que decidir si es mejor decir abiertamente la verdad o decir una mentira piadosa, en según qué circunstancias. Es un tema muy complejo, sin duda. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. A veces la vida nos mete en unas encrucijadas y hay que tener claro todo el panorama para poder resolverlo... y tienes razón, muchas veces es difícil, pero no imposible de resolver.
    Besitos y abrazotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Nada, los hijos no mentimos. Tenéis una visión muy distorsionada de nosotros xD

    ResponderEliminar
  12. Jajajajajajaja... bien Alex, se respeta tu opinión.
    Gracias por pasar.
    Un besito y abrazos!

    ResponderEliminar